martes, 7 de febrero de 2012

Como ahorrar energía


Como ahorrar energía







Ahorrar energía no es sólo ayudar a mejorar y proteger el medio ambiente, ahorrando energía también ayudamos a mejorar nuestra economía doméstica.
Os he recopilado una serie de trucos para que poco a poco reduzcáis ese kilowatio tan poco saludable que se os engancha a la cartera:
  • Apaga todo lo que no estés utilizando
Acostúmbrate a apagar las luces si sales de las habitaciones.
  • Utiliza electrodomésticos de Clase A
Si tus electrodomésticos son antiguos te saldrá a cuenta pagar por unos nuevos de clase A. Por ejemplo un lavavajillas de clase A gasta menos agua de la que gastarías fregando. Una nevera es el electrodoméstico que más electricidad consume (en general el 40 – 50% de una casa). Por lo que es muy importante que sea de clase A. Con los nuevos avances en aislamientos y prestaciones, frigoríficos y lavadoras alcanzan categorías A+ y A++, que consumen hasta un 70% menos que el electrodoméstico de referencia.  A continuación se muestra la escala de clasificación energética con letras y porcentajes de ahorro sobre uno de clase D (referencia):
  • La nevera
Cada cierto tiempo descongélala y límpiala “entera”. Sobretodo las zonas con hielo o escarcha y las barras condensadoras de atrás. La suciedad y el hielo hacen que trabaje más.
Es importante que tenga salida de ventilación para el calor de la parte de atrás.
Dentro de ella has de dejar las paredes libres para que circule el aire y enfríe mejor.
Y además no metas comida caliente recien acabada de hacer. La obligas a trabajar más. Tampoco la abras y cierres continuamente.
  • El horno
Trata de utilizar mejor el microondas, consume menos. Y si has de utilizarlo cocina varios platos a la vez.
No metas tampoco comida fría o congelada a preparar en el horno, deja que coja una temperatura ambiente antes. Se puede hacer fácilmente si planificas el menú de la semana.
  • Haz la colada en la lavadora siempre llenándola hasta arriba.
Además utiliza programas cortos y si a los vecinos no les molesta utilízala de noche, ya que el precio de la electricidad a esas horas es algo menor…
Si puedes hacer las coladas seguidas mejor. Te ahorras que el bombo ya está caliente. Lo cual mejora la eficiencia. Por otro lado trata de no utilizar programas de secado. Y deja que el Sol haga su trabajo.
  • Lavavajillas
Al igual que la lavadora utilízalo lleno. De ese modo lo utilizarás menos veces.
  • Utiliza bombillas de bajo consumo y LED.
Son algo máscaras pero duran mucho más y consumen mucho menos, vamos que salen mucho más cuenta si pensamos a largo plazo.  Este apartado lo desarrollaremos más intensamente más adelante, ya que es el método con el que podemos llegar a ahorrar hasta un 90%. Este punto lo desarrollaremos en profundidad.
  • En invierno pon la calefacción a 20 grados
Nunca pases de los 22 grados en el termostato. Y si puedes abrígate y prescinde de la calefacción en casa salvo que lo encuentres muy molesto. Cada grado de diferencia supone un ahorro de un 7% de energía.


Utiliza un programador de termostato para que la apague automáticamente una hora antes de que te vayas a dormir.
  • El Aire Acondicionado
Otro de los grandes consumidores. Si puedes refrescar la casa bajando las persianas en horas de pleno sol, poniendo cortinas, abriendo ventanas, etc. mejor.
Si no pon el aire a 25 grados de media y nunca bajes de los 22º. Cuando lo utilices mantén cerradas las ventanas y puertas y no lo utilices en habitaciones vacias. También es importante limpiarle el filtro de polvo porque si este está sucio le costará más enfriar, además que es por salubridad.

  • El sol
En verano no dejes que la luz de directamente en los muebles que tengas o en el aparato de aire acondicionado. Aumenta el calor. Y en el caso del aire hace que no funcione óptimamente.

En verano, secáte el pelo al aire . Es innecesario consumir energía para secar el pelo cuando en menos de media hora lo tendrás seco. Además, los secadores utilizan una resistencia eléctrica para calentar, la forma más ineficaz y cara de producir calor.


  • No dejes los electrodomésticos en stand by.
Consumen un 10% del consumo potencial del aparato. Para facilitar el rápido desenchufado de todos estos aparatos, recomendamos la compra de un ladrón -también llamada regleta- con botón de encendido y apagado, de forma que desconectamos con un solo click todos los aparatos que están enchufados a él. Los hay incluso con mando a distancia. En general, desenchufa cualquier aparato que no necesites utilizar . No sólo ahorrarás electricidad, sino que también evitarás que envecezca innecesariamente.
  • Calentadores eléctricos
Desenchúfalos por la noche. Si te bañas o lavas los dientes no dejes correr el agua caliente si no la usas en ese momento. También es importante no dar el máximo de calor al regulador. Cuanto menos caliente menos gasto eléctrico.
  • Programa tus tareas domésticas en horas diurnas
De ese modo no tendrás que utilizar bombillas innecesariamente. Ordenar la habitación, hacer reparaciones, etc.
  • La plancha
La plancha consume gran cantidad de electricidad. Que se lo digan sobretodo a las familias numerosas. Hay ciertos tipos de ropa que no es necesario planchar. Pañuelos, camisetas interiores, etc. Te ahorrarás tiempo junto al cacharro caliente, sudores y consumo eléctrico. 



  • Ordenador

La pantalla del ordenador consume el 70% de la electricidad que necesita el aparato. Apágala si sabes que te ausentas durante un rato. Algunos sistemas operativos te permiten dejar la pantalla en negro en lugar de poner un salvapantallas.

Apaga el ordenador si te ausentas durante más de 30 minutos.

Acomoda la luminosidad de la pantalla del ordenador a tu entorno, de forma que evites que brille demasiado. Es mejor para la vista y para el bolsillo.

No mantengas DVD o CD en el lector cuando no los necesites, porque el disco gira aunque no los uses, y esto consume energía.

Desconecta los USB que no estés utilizando. Esto también consume energía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Dale de comer a los peces!